La marihuana se usa con fines recreativos, medicinales y religiosos desde la Antigüedad. Sin embargo, hay una línea muy estrecha entre el uso y el abuso. Revisa estos tips de consumo responsable de marihuana y cuida tu organismo para que puedas consumir por mucho tiempo más.

La diferencia entre el uso y el abuso

Uso: Es una forma de consumo responsable, moderado y seguro que no genera consecuencias negativas para quien la usa ni su entorno

Abuso: Es un consumo excesivo, ya sea por la dosis o la frecuencia, que puede llevar a una dependencia física o psicológica.

Uno de los problemas a corto plazo que puedes experimentar cuando abusas del cannabis es el síndrome amotivacional:

consumo responsable de marihuana

…caracterizado por apatía, desinterés, incapacidad para desarrollar planes futuros, empobrecimiento afectivo, abandono del cuidado personal, inhibición sexual, etc., todo ello acompañado de una serie de alteraciones psicomotoras como: disminución de los reflejos, parquedad de movimientos, lentitud de desplazamientos, etc…

“De la neurolobiología a la psicosociología del uso-abuso del cannabis” de J. Bobes y A. Calafat

Como cualquier otra droga, el uso excesivo trae serias consecuencias tanto físicas como psicológicas. No solo para ti, sino para todos los que te rodean y se preocupan por ti. Por eso, lo más importante es que te conozcas y seas honesto contigo. Si sientes que tu consumo comienza a afectar tu vida diaria, es momento de preocuparse y pedir ayuda. Siempre que lo necesites puedes mandarme un mensaje por Facebook o Instagram para conseguir consejo.

Tips de consumo responsable de marihuana

1. Conoce lo que vas a fumar

Es muy importante que conozcas el origen de la weed que vas a consumir. Lo ideal es que puedas comprar las semillas para cultivarlas desde potrillas, alimentarlas con productos de buena calidad y hacer un correcto lavado de raíces. Si no puedes, por el motivo que sea, puedes conseguirla con tu receta médica en Dispensario Nacional.

La marihuana barata que puedes pillar en Grindr, por ejemplo, entra de forma ilegal al país y, probablemente, haya sido aumentada con productos tóxicos. Claro que es económica y puedes conseguir más cantidad, pero sus efectos nocivos pueden ir mucho más allá de ese terrible dolor de cabeza que te deja después de fumarla

2. Mejor sola que mal acompañada

Evita combinar el consumo de marihuana con otras drogas. Las drogas sintéticas como la cocaína, la metanfetamina y otras similares, tienen composiciones y purezas muy variadas. No puedes saber qué efecto te van a producir en contacto con los cannabinoides hasta que ya lo estés experimentando.

Lo mismo pasa con el alcohol. No porque estés acostumbrado a tomar un tipo de alcohol y a fumar una variedad de marihuana significa que consumirlos al mismo tiempo no te va a hacer mal. Evita mezclar, sobre todo si es algún licor que no hayas probado antes.

Si aún así quieres correr el riesgo, asegúrate de hacerlo en un lugar seguro y con gente de confianza que pueda ayudarte si algo sale mal. Y come algo, por favor.

3. No manejes volado

Puedes ser el mejor conductor del mundo, el mismísimo Schumacher, y te diría lo mismo. Yo sé que cuando estás volado no sientes que pierdes el control de tu cuerpo como cuando estás curado, pero ese no es el problema. Parte importante del consumo responsable de marihuana implica no poner en riesgo a otras personas.

consumo responsable de marihuana

Cuando manejas sólo tienes el control de lo que hace tú vehículo, pero nunca sabes qué puede pasar. Si se te cruza un auto o un peatón y estás volado, no podrás reaccionar tan rápida y eficazmente como si estuvieras sobrio.

En USA se ha detectado un aumento en los accidentes de tránsito en los Estados donde la marihuana hoy es legal. Y, si bien, sigue siendo un riesgo muchísimo menor que manejar en estado de ebriedad, sí se recomienda evitar conducir luego de haber consumido marihuana.

4. ¿Estás chiquito? mejor esperar

Según un informe de la OMS de 2016, el consumo de cannabis prolongado a lo largo del tiempo genera problemas temporales de atención, aprendizaje, memoria y dificultad para seguir ideas. Esto ocurre tanto en adultos como en adolescentes, pero en éstos es más común que los síntomas persistan a pesar de pasar por un periodo de abstinencia.

El cerebro no termina de desarrollarse completamente hasta los 21-23 años, por eso, los adolescentes son mucho más vulnerables a los efectos nocivos de la marihuana. A esto súmale que es un periodo de mucha incertidumbre, donde somos más propensos a buscar formas de evadir la realidad que puede derivar en una dependencia.

Aparte, seamos francos, muy pocos adolescentes chilenos tendrán acceso a marihuana de buena calidad. Y si ya es poco lo que sabemos de los efectos negativos de una variedad cultivada con amor y cariño, menos sabemos qué puede hacerle a tu cuerpo el cripy que te venden en la plaza.

5. Elige el momento correcto para volar

No da lo mismo el contexto. Es bien distinto fumarse uno tranquilito en la casa con amigos, que antes de una entrevista de trabajo o una presentación en público. El ambiente hace la mitad de la experiencia. Si no estás cómodo es muy probable que te venga la persewawi, que no rindas al 100% o que, simplemente, desaproveches un muy buen caño.

Si llegas al punto en que tienes que hacer todo volado, incluso estando en situaciones estresantes o que requieren de mayor nivel de atención, pierde la gracia. Llegado un momento ya verás no te hace efecto o no eres consciente de él. Cosas como esas son las que te alertan y te dicen que tal te conviene parar la mano un par de días, por lo menos para darle un respiro a los receptores cannabinoides de tu sistema endocannabinoide.

6. Menos es más

La marihuana no cae del cielo, en eso estamos claros, así que te conviene usarla de forma eficiente. Claro que en Instagram causas sensación cuando subes un blunt gigante, pero para qué fumártelo entero tú solo si con menor cantidad lo puedes pasar igual de bien.

Mientras más aumentamos la dosis de consumo, más resistencia vamos generando. Pero tampoco es algo que va en aumento eternamente. Puedes llegar a un nivel en que no te vuelas ni aunque te fumes una planta entera. Esto pasa porque tus receptores cannabinoides se saturan y ya no pueden conectarse con más cannabinoides para producir ese efecto psicoactivo que tanto amamos.

¿Qué puedes hacer si llegas a ese punto?

Lo primero es pasar por una desintoxicación. Eso significa pasar por al menos dos días de abstinencia, pero lo ideal es que sea al menos una semana. Pasado ese tiempo, tu sistema endocannabinoide se despeja completamente y quedas 100% receptivo a la weed para retomar luego con un consumo más responsable de marihuana.

¿Cómo sé cuál es la dosis ideal?

consumo responsable de marihuana

Puedes hacer un ejercicio muy simple para encontrar tu microdosis: la cantidad mínima que necesitas consumir para lograr el efecto que te gusta. Pásate por este blog para aprender más al respecto y comienza hoy tu consumo responsable de cannabis. Vas a ver como la mota te va a cundir mucho más.

7. Respeten, porfa 😾

Que a ti te guste fumar, no significa que al resto también. Buena parte del consumo responsable de marihuana pasa por no molestar al resto. Si vas a fumar, evita hacerlo en un lugar cerrado junto a otras personas que no quieran aspirar el humo de tu caño. A nadie le gusta tragarse el humo de la persona que va fumándose un pucho en la calle frente a uno, así que no se lo hagas a los demás.

Si tus amigos no fuman, puedes buscar otros métodos de consumo que no les afecten a ellos. En vez del pito, la pipa o el bong puedes usar un vaporizador que es un poco menos invasivo. También te puedes preparar de antemano y consumir comida cannábica hecha con Magical Butter o a manito como te enseñé en mi Instagram.

consumo responsable de marihuana

Si eres fan del caño y no lo sueltas ni bajo amenaza, te puedes comprar un lindo Sploofy para filtrar el humo y no darle jugo a nadie. Si andas pobre, puedes hacer una versión piruja con un cono de confort vacío dentro de un calcetín viejo.

¿Te gustó este blog? compártelo con tus amigos y revisa mis otras entradas sobre consumo responsable. También puedes seguirme en Instagram y Facebook para más contenidos chistosos, informativos, educativos o sin sentido.

También puedes aprender con mi guía completísima y mis otras entradas sobre cultivo de marihuana.


author

Cultivador de cannabis con más de 10 años de experiencia, me gusta experimentar con las plantas, ya sea con cortes, amarres o distintos productos y técnicas de cultivo. Amante de la hierba en todas sus formas.

4.1 7 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x