consumo de cannabis

La ilegalidad del cannabis puede tener causas históricas, ideológicas y económicas pero, sobre todo, datos falsos y manipulación mediática, que hoy día siguen teniendo peso en nuestra sociedad, satanizando nuestra planta. En este artículo veremos las verdades y mitos más comunes del consumo de cannabis.

Pero, antes de irnos a aguas profundas, te dejo los mitos urbanos más comunes dentro de nuestra cultura y que vale la pena que lo sepas si son reales o no.

consumo de cannabis

Ahora bien, mi intención es brindarte la mejor información, pero ten en cuenta que debido a la ilegalidad del cannabis, los avances científicos no han tenido el ritmo que deberían tener, es por eso que la evidencia médica o científica puede ser insuficiente.

¿El cannabis cura el coronavirus? 

No, es sólo un mito o un mal chiste que ha circulado en redes sociales. Pero, no hay ningún indicio o registro médico confirmado que compruebe que el consumo de cannabis (en ninguna de sus formas) cure o evite que te puedas contagiar con el virus. Así, que ¡cuidate!

Calma los dolores

Verdad. En general, puede decirse que el cannabis actúa como un analgésico para varios tipos de dolor: dolores viscerales, musculares y articulares. 

Además, es uno de los efectos más notorios y beneficiosos del cannabis. Actualmente, se promueve la microdosis para tratamientos de pacientes con cáncer.  

 En un estudio publicado en el Journal of Pain, los pacientes con cáncer respondieron mejor a bajas dosis de THC y CBD

¿Sobredosis por consumo de cannabis?

Mito, en el tercio frontal superior del tallo cerebral están los centros que controlan la respiración y el corazón, en esa parte del tallo cerebral no hay receptores de cannabis, por ello no habría lugar a una sobredosis. En cambio, sí hay receptores para heroína, opioides y cocaína. 

Sin embargo, sí puedes tener una mala volada. En ese sentido, si consideramos sobredosis como una dosis superior a la necesaria para sentirse bien, sí, puedes tenerla. no obstante, para que llegara a matarte tendrías que fumar cerca de 680kg de cannabis en 15 minutos. Si estás intentando calcular a cuántos porros equivale esto, no te molestes. Los efectos del propio humo, así como fumar tan agresivamente, te matarían mucho antes que el THC.

consumo de cannabis

La marihuana afecta la memoria

Verdad, ¿qué es lo que es verdad? ah, sí, que el cannabis afecta la memoria.

En efecto, la memoria a corto plazo, no nos funciona tan bien, pero es sólo en el momento del consumo. 

Asimismo, afecta la memoria verbal, un estudio analizó la evolución de 3.300 individuos durante 25 años y descubrió lo siguiente: los consumidores “perdían” aproximadamente una palabra por cada cinco años de consumo de marihuana. 

Hasta ahora, no hay ninguna prueba científica de que afecte la memoria a largo plazo. Sin embargo, es perjudicial para el desarrollo cerebral de un adolescente. Así que, si estás leyendo esto y eres menor a 20 años, te aconsejo que todo tiene su tiempo y que puedes esperar para disfrutar de la plantita.  

Para más información consulta nuestra publicación sobre el consumo en adolescentes.

consumo de cannabis

Los adolescentes no deberían consumir cannabis. Hay indicios claros sobre el efecto negativo de los cannabinoides para cerebros en desarrollo. Por esta razón, tampoco se recomienda su uso en embarazadas y madres en lactancia.

Para más información sobre el consumo de cannabis y sus efectos en embarazadas y madres en lactancia consulta nuestra publicación al respecto.

Es la puerta de entrada al consumo de otras sustancias.


Mito, no existe ninguna prueba que indique que sea la puerta de entrada a otras sustancias. Aún así, hay quienes piensan que debido a su ilegalidad resulta más fácil tomar un camino hacia drogas más fuertes, pero esto tiene mucha más relación con el contexto social que con la marihuana misma.

Consumir cannabis puede generar dependencia.

Varios estudios apuntan a que un consumo abusivo y habitual prolongado en el tiempo puede generar dependencia a la sustancia. Aunque, el nivel de dependencia es mucho más leve que el de otras drogas psicoactivas, según el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM IV-R, entre un 5% y un 10% de los consumidores de cannabis cumplen con los criterios de dependencia.

Asimismo, ciertas rutinas al consumir cannabis, sobre todo si es de manera recreativa, puede convertirlo en un hábito. Por ejemplo, si fumas todas las mañanas después de levantarte, antes o después de tus comidas o para dormir; estás creando un hábito, que con el tiempo será difícil de romper y eso es lo que te genera dependencia. 

Te recomiendo que varíes tus rutinas de consumo, que te abstengas de 2 a 3 días al mes o a la semana, pero sobre todo que seas un consumidor responsable con tu salud mental y física.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x